bebe de nueve meses tumbado dentro un cajón de un armario de IKEA

Hasta 20, dentro todos

Muchas veces las ideas surgen de la manera menos esperada. Digo esto porque ni te imaginas cuál fue el detonante de la idea que está a la base de ésta sesión con Leo en el armario.

El otro día estaba colocando la ropa de los niños en los cajones de su armario y me di cuenta de que en cada cajón había, en un lateral, una pegatina que pone “MAX 20KG”.

Se me encendió de repente la bombilla de la idea. “Pero si Leo pesa solo 9 kilos”, pensé. Y al igual que en la película Origen, donde los protagonistas conseguían insertar una idea en las personas a partir de un pequeño detalle, de forma casi subconsciente, se fue formando en mí la idea de esta sesión.

bebe de nueve meses metido en un cajon de un armario de ikea

 

Tras unos días de darle vueltas maduró en mi mente esta foto. La que ves aquí arriba es exactamente la foto que quería conseguir. Con Leo que se asoma por el cajón y la luz que sale de ahí dentro. Para obtener este efecto, simplemente hizo falta colocar el flash en el fondo del cajón y con la ayuda de un control remoto sincronizar su disparo junto con el del obturador de mi cámara.

bebe de nueve meses sentado dentro un cajon

A pesar de haber conseguido la foto que tenia en mi cabeza, quise seguir sacándole partido al cajón y al armario experimentando con otros poses y ángulos, así surgieron estas fotos.

bebe tumbado en un cajón de armario de ikea cubierto por una manta blanca

Apagué el flash, usando tan solo un softbox frontal para iluminar mi sujeto.

plano cenital de un bebe tumbado dentro un cajon de armario de ikea cubierto por una manta

El verdadero éxito de estas fotos se debe en realidad a que a Leo le encanta estar metido dentro de las cosas. Porque la semana anterior hicimos algo parecido con una cesta de la ropa… ¡y no veas como disfrutó! Ibamos a deshacernos de ella y, como me encantaba y la tenía mucho cariño, quise darle un ultimo homenaje con una buena despedida fotográfica. De ahí salieron estas fotos.

Y otra vez, puede que la idea fuese buena, pero es gracias a las expresiones y lo solar que es Leo, que acaba por contagiarte su sonrisa cuando miras estas imágenes. Porque una vez que sabes la teoría, colocar las luces no tiene ningún misterio. Pero poder contar con un modelo que regala felicidad al que le mira, no tiene precio y es algo que no se enseña.

Si, es probable que sean palabras de un padre enamorado, pero que le voy a hacer… al fin y al cabo soy un papá fotógrafo.

COMPARTIR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Responsable de datos: Desafío Digital, S.L.
- Finalidad: responder comentarios y puntualmente envío por mail de noticias y ofertas
- Legitimación: tu consentimiento expreso
- Destinatario: lista de suscriptores alojada en desafiodigital.es
- Derechos: acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de tus datos