niño de dos años sacando una foto lomography

La etapa de la imitación

Llega un momento en el que los niños empiezan a imitar a todos y entre ellos sus padres. Creo que es una etapa preciosa, en la que tu hijo empieza a tomarte como modelo a seguir y coge tus maneras de enfrentarse a la vida, tus modos de moverte y tus dejes.

Es lo que nos está pasando con Luca y es una pasada, pero bueno, este es un blog de fotografía y esta introducción, en la que se me va la mano con el lado emocional, nos sirve en realidad para introducir las siguientes fotos.

Resulta que estamos en “dulce espera” (dolce attesa, así es como solemos referirnos los italianos a los meses de embarazo). Y entonces, como es de esperar siendo un papá fotógrafo, lo mío es hacer fotos!

Pero claro, ahora cuento con un aliado que cuando estábamos esperando Luca no teníamos, y es justamente él. Me gusta que esté presente en las fotos, porque esto es algo que estamos esperando los tres, de hecho Luca ya sabe que cuando llegue su hermanito va a ser un bebé chiquitín y, como todos los bebés que ha conocido acaban llorando, ya tiene asumido lo que va a decirle a su hermano. “No llores mi bebé”, es lo que te contesta cuando le preguntas qué es lo que le va a decir a su hermanito.

Otra vez se me va la mano por el lado sentimental, no puedo evitarlo…

El caso es que cada vez que intento hacer un retrato del embarazo, Luca acaba colándose en la foto imitando lo que hace su madre, de una manera adorable!

hijo imitando su madre embarazada descubriendo su barriga

En esta foto, en la que en realidad estábamos probando la luz que había en un determinado sitio en vista de una sesión fotográfica con unos amigos, decidimos aprovechar la ubicación preciosa y la luz magnífica del atardecer para unos retratos familiares. Así que la dije a mi mujer de abrazar su vientre y a nuestro futuro hijo en él, y de alguna manera Luca pensó que la foto iba de barrigas, así que desnudó la suya.

Aquí va el consejo importante: nunca desaproveches, si tienes una cámara, una luz tan preciosa como la del atardecer. Y más aún si tienes una buena ubicación!

Pero esto no acaba aquí. Semanas después, en un sitio con una pared de ladrillos preciosa, se me ocurrió volver a sacar una foto retrayendo la progresión del embarazo.

mujer embarazada apoyada en una pared de ladrillos

La de arriba es la foto que tenía pensado hacer. Lo que no contaba es que Luca también quería participar! Y obviamente, como no, imitando el pose de su madre… a su manera.

niño de dos años imitando su madre embarazado apoyandose los dos en una pared de ladrillos

Bueno, puede que sea una fijación mía, pero soy de los que creen que siempre que tengas una buena pared de ladrillos tienes un fondo de primera. En la fotografía, todo lo que tiene un patrón que se repite constantemente funciona de maravilla. Solo lo puede ganar una pared de madera, por la complejidad y preciosidad de sus texturas.

Aun así, sin tener en cuenta ni los motivos repetidos ni las texturas y dejando a un lado todo lo bonito que pueda ser que tu hijo te quiera imitar, siempre que tienes una pared de ladrillo tendrás unas líneas muy marcadas que no harán otra cosa sino dirigir la mirada de quien observa tus fotos hacía el punto en el que convergen. En esta foto en concreto vemos Luca, nuestro centro de interés, en el punto de enfoque. Pero las líneas de los ladrillos que están detrás y todo alrededor de él, convergen hacia Naia, la cual está en realidad fuera del punto de enfoque. Aun así, gracias a las líneas, conseguimos dirigir la mirada hacia otro punto, introduciendo, de hecho, otro punto de interés en la foto.

Así que ya sabes, los muros de ladrillos molan, y no solo porque lo digo yo, sino porque con su motivo repetido constituyen un fondo precioso para tus retratos y además con sus líneas pueden ayudarte a dar una direccionalidad a tu foto, logrando dirigir la atención hacia un determinado punto.

COMPARTIR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Responsable de datos: Desafío Digital, S.L.
- Finalidad: responder comentarios y puntualmente envío por mail de noticias y ofertas
- Legitimación: tu consentimiento expreso
- Destinatario: lista de suscriptores alojada en desafiodigital.es
- Derechos: acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de tus datos