retraro de recien nacido newborn

Noches de leones

¿Que haces cuando tu hijo de 3 semanas parece que vive en la zona horaria de Tokio y todas las noches, llegadas las 2, se despierta y está más espabilado que yo al mediodía?

Pues la respuesta en mi caso, como soy un papá fotógrafo, es muy intuitiva… ¡hago fotos! Ya sabes, no hay que desperdiciar ningún buen momento…

Es que me hace gracia, porque en parte me recuerda mi juventud, cuando tenía 17 años y me  despertaba en el corazón de la noche para ir a atracar la nevera en busca de comida… ventajas de tener mi metabolismo… a menudo suelo tomarle el pelo a mi mujer diciéndola que gasto yo más calorías para mantenerme vivo mientras duermo, que ella corriendo. Es un poco una exageración pero da la idea. El caso es que yo después de comer volvía a la cama a reanudar mis sueños donde los había dejado, este, sin embargo, después de comer su ración de teta, le entra el subidón de azúcar y quiere marcha y cachondeo.

bebe en la cuna despierto que no quiere dormir

Claramente con una mirada así ya entiendes que lo de volver a la cama enseguida no va a ser posible, tras unos intentos fallidos (porque de todas formas hay que intentar volver a dormirlo) lo mejor que puedes hacer es espabilarte tu también y sacar provecho al asunto.

Podría poner la tele y ponerme cómodamente en el sofá como haría cualquier persona normal, sin embargo empiezo a montar el estudio fotográfico casero y toda la escenografía (la estructura para sujetar el fondo fotográfico, puedes descubrir cómo construir una tu también aquíLINK) y encima con el solo uso de una mano. ¡Me he vuelto muy funcional con una sola mano! Te voy a hacer una pequeña revelación, este articulo que estas leyendo lo he escrito con una mano 😉 teniendo con mi brazo izquierdo Leo que, milagrosamente, se acaba de dormir y que bajo ningún concepto pienso jugármela para dejarlo en su cuna.

Volviendo a lo nuestro, una vez montado el «andamio» (así es como llamo en el día a día al soporte para sujetar el fondo fotográfico), una vez colocadas las mantas y los fondos, una vez encendido el iluminador y puesto el calentador, porque sí, si vas a desnudar al bebé tiene que haber calor y mucho… Una vez hecho todo esto pongo la cámara en el trípode y la dispongo para que tenga un encuadre correcto, cojo mi móvil, lanzo la aplicación que me permite controlar la cámara en remoto y empiezo a colocar el niño para poder hacer fotos haciendo yo mismo de fotógrafo y de asistente.

Porque con niños tan pequeños raramente puedes sacar una foto sin necesitar de asistente. A no ser que los dejes tumbaditos, necesitas alguien que vele por la seguridad del bebé para que no se caiga moviéndose. Como en la foto que sigue, potencialmente muy peligrosa si intentas realizarla así como la ves.

niño en la cocina como parte de una receta para niños comestibles

De hecho esta foto, en la que se juntan las ganas de saber cuanto peso ha cogido Leo con la sensación de «¡me lo como!«, es en realidad la resultante de tres fotos:

En una primera foto sujeto el bebé por la barbilla, en otra por la cabeza y en la tercera hago un retrato a la puesta en escena sin mi, para poder borrar luego mi presencia. Es un recurso muy común en este campo y en este tipo de fotografías, un poco como la foto en la postura de la ranita, típica fotografía newborn:

fotografia newborn de un bebe puesto en postura de la ranita

Cuya realización requiere de un asistente que no sea tu mismo. Esta foto es bastante más compleja y no te vale con poner tu cámara en un trípode y usar el disparador remoto. Puedes ver cómo hacer una foto así en este vídeo:

LINK YOUTUBE

De todas formas te adelanto que aquí también hacen falta tres disparos que usarás luego en fase de postproducción con tu programa de edición fotográfica. Ya te lo dije con un artículo hace meses: ¡la seguridad primero!

Con esta técnica y un buen uso del photoshop puedes obtener un magnifico retrato sin que se note la intervención protectora de tu ayudante.

como hacer la foto de la ranita frog pose

Ya llevamos varias noches así, de hecho, como ya me lo se, últimamente dejo ya montada toda la parafernalia así me ahorro el tener que montarlo con una mano luego, que aunque me he vuelto muy rápido y funcional no quiere decir que no me cuesta lo mío.

Mirémoslo por este lado: le damos un descanso a mami, que con la lactancia está alcanzando mis niveles de metabolismo y necesita recuperar fuerzas, y así Leo y yo vivimos nuestros primeros pequeños momentos padre-hijo. Y lo mejor de todo es que Luca está ya más que dormido, así que no hay peligro de despertar celos.

Ojos que no ven, corazón que no siente.

bebe tumbado de espaldas

Y así son mis noches, cada mañana amanezco con más sueño que el día anterior pero también más feliz y con más fotos de mi hijo.

COMPARTIR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

- Responsable de datos: Desafío Digital, S.L.
- Finalidad: responder comentarios y puntualmente envío por mail de noticias y ofertas
- Legitimación: tu consentimiento expreso
- Destinatario: lista de suscriptores alojada en desafiodigital.es
- Derechos: acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de tus datos