bebe en flotador en una piscina comiendo galletas saladas

Operación bikini

Me encanta esta época del año, después de Navidad es mi favorita! Eso quiere decir que puedo ir tranquilamente a trabajar con mi bici sin necesidad de estar vigilando constantemente las previsiones del tiempo por miedo a frías lluvias… te confieso que me ha pillado ya más de un chaparrón estival, pero si te soy sincero incluso lo agradecí con todo el calor que hacía…

Pero claro, lo único malo de ir a trabajar con mi bici es la parte de “ir a trabajar”, porque mi cabeza ya está proyectada hacia las vacaciones.

Si es verdad que con este calorcito coger la bici es una maravilla, también es verdad que con esta magnífica temperatura las ganas de playa crecen exponencialmente! Así que si tu eres uno de es@ afortunad@s que ya tienen vacaciones, que sepas que este es un óptimo momento para conseguir magníficos retratos, con las expresiones más felices pintadas en los rostros de tus hijos.

luca con sombrero en la playa durante la hora dorada

Recuerdo cuando hace un año fuimos a la playa con Luca, que ya tenía 18 meses. Todavía no hablaba mucho pero sí sabía decir ya “mira papá, il mare”!

El mejor momento para sacar tu cámara es el atardecer, como siempre que saques fotos al aire abierto, pero en este caso ocurre una cosa genial. Es que durante la hora dorada del atardecer, al teñirse todo de tonos cálidos y dorados, el azul del cielo y del agua del mar aparecen más azules aún. Y además consiguen resaltar con más contraste tu sujeto, al ser el color naranja y el azul cromáticamente opuestos.

Es por eso que debería incluir en tu fotografía el mar como contexto para tu sujeto

Pero claramente esto podría generar un ligero conflicto con lo de usar la luz del sol al atardecer para iluminar nuestro sujeto, puesto que el sol se pone siempre al oeste.

Eso quiere decir que, dependiendo de donde estás podrías tener el sol en tu favor o en contra. Limitándonos a la península ibérica, en general si estás en la costa de levante no tienes problemas, porque tendrás el sol a tus espaldas y tu hijo y el mar de frente, magnificamente bañados (e iluminados) por sus rayos dorados.

Las cosas se complican si estás en el norte o en el sur, puesto que podrías encontrarte en una condición más o menos marcada de contraluz.

Si te has ido a Portugal lo tienes chungo porque vas a tener el sol enfrente si o si… aunque te confieso que en Portugal hay una luz mágica al atardecer, única!

Bien distinta es la situación si decides sacar fotos debajo del agua usando fundas acuáticas para tu móvil o action cams como una goPro. En ese caso sí que te conviene aprovechar la luz del sol al medio dia, ya que los rayos verticales iluminan mejor todo lo que hay debajo del agua, y además sus rayos se reflejan en la arena del fondo y acaban por iluminar desde abajo tu sujeto.

mujer vestida nadando debajo del agua en una piscina

En cuanto a lo demás, es lo que digo siempre: lo importante es divertirse y pasarlo bien, porque una cosa son la teoría y la técnica y otra cosa es que tu hijo se ponga a nadar con una cara de felicidad absoluta al mediodía. ¡No por eso vas a desperdiciar ese retrato!

No hay sombras de debajo de los ojos que puedan desfavorecer este retrato más de lo que lo embellece su expresión de felicidad!

 

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

- Responsable de datos: Desafío Digital, S.L.
- Finalidad: responder comentarios y puntualmente envío por mail de noticias y ofertas
- Legitimación: tu consentimiento expreso
- Destinatario: lista de suscriptores alojada en desafiodigital.es
- Derechos: acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de tus datos